7 Preguntas que debes hacer en la entrevista de trabajo

Publicado 22 junio 2015

Cuando nos llaman para una entrevista de trabajo es fácil caer presos de los nervios, el estrés y la angustia, especialmente si llevamos mucho tiempo en el paro. Pero muchas veces olvidamos que las dudas que nosotros tengamos sobre la empresa también son importantes.

El hecho de no saber qué preguntas nos va a hacer el seleccionador puede hacernos sentir cierto miedo, ya que en función de nuestras capacidades para responder a las distintas cuestiones podremos seguir formando parte del proceso de selección para conseguir el puesto o ser descartados automáticamente del mismo.

"El día de la entrevista, nos encontramos delante del seleccionador y estamos en medio de la conversación. La cosa empieza a relajarse y cuando ya pensamos que lo peor ha pasado y que todo ha ido bien, de repente el entrevistador te suelta: ¿Tienes alguna pregunta?"

Este momento suele ser de los más complicados, ya que siempre dudamos si decir sí o no. Piensa que una entrevista de trabajo es, al fin y al cabo, un diálogo, por lo que es importante que el candidato muestre interés sobre algún tema en concreto o que formule las dudas que pueda tener. De esta forma evitaremos irnos a casa con el gusanillo de no haber preguntado sobre aquello que realmente nos interesaba saber.

7 Preguntas que debes hacer en la entrevista de trabajo

No obstante, no todas las preguntas resultan adecuadas y, en muchos casos, pueden transmitir mala imagen al seleccionador. Es evidente que el sueldo y el horario son temas importantes, pero dependiendo de cómo lo preguntes, el entrevistador podría entender que lo único que te interesa es saber las horas que vas a trabajar y cuánto vas a ganar.

Por eso hoy te traemos algunos consejos sobre las preguntas que deberías hacer en una entrevista de trabajo para mostrar interés, atención y curiosidad y al mismo tiempo evitar meter la pata. Cualidades muy apreciadas por los reclutadores a la hora de optar por un candidato u otro en un proceso de selección.

1. ¿Cuál es es perfil y las cualidades que están buscando?

Esta es una de las primeras preguntas que debes hacer para saber si puedes ser el candidato qué están buscando para cubrir el puesto de trabajo.  Una vez qué sepamos cuáles son las cualidades que están primando en el proceso, podremos potenciarlas para posicionarnos como favoritos o saber si no encajamos en el perfil. De esta forma, si finalmente no nos llaman para cubrir el puesto, al menos sabremos cuál ha sido la causa.

2. ¿A qué retos se enfrenta la empresa y cómo podemos nosotros ayudar a solucionarlos?

El candidato debe demostrar que está dispuesto a superarse y a crecer en el terreno laboral y que además cuenta con capacidades suficientes para trabajar en equipo. Y es que las empresas dan mucha importancia a este punto para lograr que haya un buen ambiente de trabajo y que todos los empleados puedan colaborar sin entorpecer el sistema. Es por ello que rechazan las tendencias individualistas.

3. ¿Tiene alguna duda sobre mi curriculum?

Esta pregunta es ideal para transmitir al seleccionador seguridad y confianza, ya que demuestra que puede responder a cualquier pregunta sin tapujos. Pero además también puede ayudar a resolver cualquier duda que quede sobre la formación y trayectoria profesional del candidato y potenciar aquello que ha quedado abierto.

4. ¿La empresa ofrece algún tipo de formación?

De esta forma, mostrarás interés por seguir formándote y aprendiendo sobre tu campo laboral para poder ser más productivo y aportar nuevos conocimientos que puedan ser aplicados en el puesto de trabajo.

5. ¿Podría saber más sobre el sistema de trabajo de la empresa?

Esta pregunta es muy valorada por los reclutadores de Recursos Humanos, ya que denota que el candidato tiene interés por conocer el sistema de trabajo para adaptarse a él y poder trabajar en equipo de una manera más eficiente. Esto transmite iniciativa por implicarse con la cultura corporativa de la empresa, uno de los puntos más importantes que suelen tener los seleccionadores en cuenta a la hora de elegir a un candidato u otro.

6. ¿Puede darme detalles sobre los nuevos proyectos y planes de crecimiento de la empresa?

Los seleccionadores, por lo general, buscan a candidatos que quieran sentirse parte de la empresa y que no vayan a marchare en unos meses. Por eso, hacer esta pregunta en una entrevista de trabajo denota que el candidato quiere implicarse y que tiene interés por conocer los proyectos para poder aportar ideas que puedan ser útiles en la expansión de la empresa. Además demuestra que el candidato tiene una actitud proactiva, algo que suele ser muy valorado por los reclutadores.

7. ¿Cuál es la siguiente fase del proceso de selección?

Esta pregunta muestra seguridad por parte del candidato, pero es importante saber plantearla bien para que no suene a soberbia o a demasiado confianza en uno mismo. La idea es formularla en un tono de curiosidad y de tener ganas de saber cómo sería la siguiente fase del proceso para poder prepararla.

No obstante, estas son sólo algunas de las preguntas que puedes hacer en la entrevista de trabajo cuando llegue el momento. También puedes pensar en algunas que te gustaría saber y decidir cómo es la mejor manera de formularlas para evitar transmitir una imagen negativa a los seleccionadores. Al fin y al cabo, si sabes cómo plantearlas, lo más probable es que no sea mal vista por los seleccionadores.

El objetivo es poder obtener la información que nos interesa, pero sin meter la pata para evitar ser descartados del proceso de selección antes de los previsto.Y al mismo tiempo conseguir que nuestras preguntas demuestren interés por saber más sobre la empresa en la que queremos trabajar.

Por eso, si llevas planeadas tus preguntas ya de antemano y has elegido cuál sería la mejor forma de hacerlas, tendrás menos posibilidades de quedarte en blanco cuando el seleccionador te pregunte por tus dudas o de hacerlo de manera que perjudique a tu permanencia dentro del proceso.

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín