Los 10 peores errores que debes evitar en tu curriculum

Publicado 09 febrero 2015

Cuando nos encontramos inmersos en la búsqueda de empleo, muchas veces nos acabamos desesperando al ver como los resultados no llegan y ni siquiera somos llamados para una entrevista de trabajo. El problema es que en la actualidad la tasa de paro es muy alta y las ofertas de trabajo más escasas que hace unos años, especialmente para algunos sectores profesionales que ha sido azotados más duramente por la crisis.

La cuestión es que muchas veces descargamos toda la culpa sobre la situación sin pararnos a pensar que el problema puede estar en la forma en que postulamos a los anuncios de empleo. Y es que uno de los motivos más frecuentes por los que los candidatos no superan el primer filtro del proceso de selección son los errores en el curriculum. Es por ello que hoy te traemos una lista con los 10 fallos más comunes que suelen cometerse a la hora de elaborar un curriculum para que puedas evitarlos y aumentar tus posibilidades de ser llamado para la entrevista de trabajo.

Los 10 peores errores que debes evitar en tu curriculum

1. Demasiada información

Evita incluir demasiados detalles en cada puesto de trabajo que tengas en el apartado de experiencia. Es más recomendable limitase a incluir solamente las responsabilidades más importantes. Incluso si tienes una trayectoria laboral muy extensa, pon únicamente los cargos más relevantes para el puesto de trabajo al que estás postulando y evita aquellas experiencias que no tengan vinculación con el cargo.

2. No incluir los logros

La mayoría de los candidatos se limitan a elaborar un listado de funciones generales para cada cargo sin darse cuenta de que los logros conseguidos son la mejor forma de llamar la atención y diferenciarse del resto. De esta forma, el seleccionador podrá ver a un golpe de vista qué es lo que realmente has aportado a cada empresa.

3. No seas demasiado modesto

No tengas reparos en incluir los éxitos y resultados positivos que has conseguido a lo largo de tu carrera profesional. Es cierto que puedes mencionarlo en la entrevista, pero sólo si pasas a la siguiente fase en el proceso de selección. Con lo cual es importante indicarlo en tu curriculum para que se fijen en ti y seas uno de los candidatos elegidos.

4. Errores en las fechas

Cuando llevamos muchos años trabajando y hemos cambiado varias veces de empresa es muy probable que nos falle la memoria y no sepamos bien cuándo empezamos a trabajar y cuando acabamos o los meses que estuvimos sin empleo. Por eso, es importante que te asegures de que las fechas están bien puestas. Para ello puede ser útil pedir un informe de tu vida laboral en la Seguridad Social. Si has estado temporadas sin trabajar, no mientas, ya que esto puede ser tu pasaporte para salir fuera del proceso de selección automáticamente.

5. Extenderse demasiado

Aunque la longitud del curriculum depende mucho de los años de experiencia de cada persona y de la cantidad de puestos de trabajo que haya desempeñado a los largo de su vida, los reclutadores no tienen mucho tiempo para pararse tanto tiempo debido a la cantidad de postulaciones que reciben cada día. Es importante que tu curriculum transmita la información más importante en menos de 7 segundos antes de que el reclutador decide si pasas a formar parte de los candidatos seleccionados o si quedas descartado. Por eso, lo ideal es que tu curriculum no tenga más de dos páginas, incluso si tienes mucha experiencia no pases de las tres páginas.

6. Faltas de ortografía y mala expresión

Una falta de ortografía puede hacerte salir rápidamente del proceso de selección. Puede que se trate solamente de un despiste, pero esto dará una imagen pésima de ti. Es por ello que no está de más revisar bien el curriculum para detectar posibles faltas, repeticiones de palabras o errores de coherencia en frases.

7. Incluir información personal

No malgastes el espacio que tienes para hablar de tus gustos y aficiones personales, ya que este tipo de información no interesa al seleccionador. Por eso, evita incluir todo aquello que no tenga relación con los datos profesionales y logros que puedan ayudarte a conseguir el puesto de trabajo.

8. Ser demasiado generalista

Tan malo es extenderse demasiado como ser demasiado breve. Por eso, no cometas el error de ser demasiado generalista e impersonal. Y es que no reflejar tus logros profesionales, tu dedicación y tu esfuerzo son tu mejor baza para conseguir el empleo. De lo contrario, reducirás tus posibilidades de ser contratado.

9. No poder correctamente tus datos personales

Aunque pueda resultar difícil de creer, muchos candidatos son rechazados por no poner correctamente sus datos personales. Con lo cual es fundamental revisar bien este apartado antes de enviarlo. Comprueba que tu email y tu teléfono están bien escritos y no utilices direcciones de correo electrónico difíciles de recordar o datos de contacto de tu trabajo actual.

10. Utilizar un formato pobre

La estética del curriculum es tan importante como el propio contenido. Si quieres llamar la atención del seleccionador, evita los formatos de texto demasiado planos y busca una tipografía y un diseño que transmitan una imagen profesional de ti y que incite al reclutador a seguir leyendo. No hace falta que seas un experto en diseño, hay muchas plantillas y formatos en la red que pueden ayudarte a conseguir un diseño atractivo en unos minutos. De esta forma conseguirás diferenciarte del resto.

Ahora que ya sabes cuáles son los errores más frecuentes que se suelen cometer a la hora de elaborar un curriculum, seguro que no tienes ningún problema para conseguir que el tuyo sea más efectivo y para llamar la atención del seleccionador entre todos los candidatos.

"Eso sí, recuerda que el curriculum solamente es tu pasaporte a la entrevista de trabajo. El resto depende de ti."

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín