Cómo buscar empleo en las redes sociales

Publicado 10 agosto 2015

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, buscar trabajo es un trabajo en sí mismo. Y uno de los más duros. Y es que la búsqueda de empleo requiere de constancia y tesón, además de utilizar todas las herramientas que tengamos a nuestro alcance para conseguir el tan ansiado puesto de trabajo. En este sentido, las redes sociales se han convertido en una herramienta muy poderosa en los últimos años a la hora de buscar empleo.

Cómo buscar empleo en las redes sociales

La presencia en Internet es más importante que nunca en la que se ha bautizado como la "era del reclutamiento 2.0". Cada vez más empresas recurren a este tipo de canales para encontrar a los profesionales más adecuados. Linkedin, Facebook y Twitter son actualmente las redes sociales que más valoran los reclutadores de recursos humanos y las que más revisan antes de contratar un nuevo trabajador en la empresa.

"Según un estudio llevado a cabo por PeopleMatters, 9 de cada 10 reclutadores en Estados Unidos ya buscan candidatos a través de las redes sociales. Y, aunque en España el porcentaje es menor, según el Informe sobre Redes Sociales y mercado de Trabajo en España, un 45% de los responsable de recursos humanos ya investigan en las redes sociales a la hora de cubrir un puesto."

Así pues, en un momento como el actual en el que la tecnología juega cada vez un papel más relevante en la búsqueda de candidatos y en el que los puestos de trabajo no llueven del cielo, es importante cuidar nuestra huella digital y aprender a venderse en Internet, de manera que podamos convertirnos a ojos de los reclutadores en el candidato perfecto para cualquier empresa. Y es que si sabemos hacerlo bien, Internet puede allanarnos mucho el camino a la hora de conseguir un empleo.

1. Gestionar tu presencia online

Lo primero que debes averiguar es lo que dice Internet de ti. Realiza una búsqueda en Google con tu nombre y echa un vistazo a los resultados. Piensa si esta es la imagen que quieres dar a las empresas que consulten tu perfil antes de decidir si concertar una entrevista de trabajo.

Si los resultados muestran fotografías que no son adecuadas o llevan a tu perfil público, cuya información no quieres que sea vista por los reclutadores, lo primero es cambiar el nivel de privacidad. Luego, deberás decidir que información quieres que aparezca en Internet y en qué redes sociales quieres estar.

2. Estar en Linkedin

Linkedin es actualmente la red profesional por excelencia en todo el mundo. La que utilizan 8 de cada 10 reclutadores para encontrar potenciales candidatos o para obtener más información sobre los curriculums que han seleccionado. Por este motivo es importante que dediques el tiempo suficiente a rellenar correctamente y con todo detalle los distintos campos de tu perfil en la red social.

3. No descuides otras redes sociales

Aunque Linkedin es la más importante, Facebook está abriéndose un hueco en la búsqueda de empleo. El 50% de las empresas de Estados Unidos ya la utilizan para buscar al candidato perfecto, por lo que resulta fundamental ofrecer cuanta más información profesional mejor y obviar datos como los gustos musicales o la ideología.

4. Twitter como generación de marca

Twitter puede ayudarte a posicionarte como experto en un determinado sector y para darte a conocer. Cumplimentar la "bio" es muy importante. Aunque solamente ofrece 160 caracteres, debemos intentar resumir en ella todo aquello que podemos ofrecer, fortalezas y experiencia profesional de una manera atractiva.

Además, podemos publicar contenido interesante, compartiendo mensajes de otros usuarios y aportando valor. De esta forma, daremos visibilidad a nuestros conocimientos. No obstante, recuerda que la ortografía es muy importante, por lo que a pesar de la limitación de caracteres, debemos escribir correctamente y sin abreviaturas.

5. La fotografía

La imagen de  nuestro perfil es fundamental. Según las estadísticas, aquellos perfiles que no presentan fotografía reciben un 60% menos de visitas de reclutadores. Por supuesto, ésta debe ser profesional, no una imagen recortada de otra o de una imagen, una de grupo o en la que se esté celebrando algún evento.

6. Red de contactos

Sigue a las empresas en las que te gustaría trabajar a través de sus perfiles corporativos en las redes sociales. De esta forma, podremos conseguir información sobre la misma y estar al tanto de las ofertas de empleo que puedan lanzar. Puedes incluso presentar tu candidatura a través de las mismas. También puedes aprovecharlas para hacer nuevos contactos con los que puedas explorar nuevas vías de colaboración.

7. Utilizar palabras clave

Aprovecha las etiquetas, palabras claves, hagstags... para definirte como profesional. Las redes sociales ayudan a ganar visibilidad y si ponemos las cosas más fáciles a los reclutadores para que lleguen a nuestro perfil fácilmente, nuestras posibilidades de ser seleccionados aumentarán significativamente.

8. No mentir

En Internet hay un importante volumen de información de cada uno de nosotros, por lo que no resulta nada complicado  averiguar si un candidato está exagerando o mintiendo en su curriculum. Lo importante es potenciar nuestros puntos fuertes, destacando aquellos aspectos que más tengamos que aportar.

9. Ser original

Las redes sociales son un canal cada vez más utilizado por los profesional que buscan trabajo, por lo que es importante ser diferente. Incluye por ejemplo un enlace a tu blog profesional, a un portfolio online de trabajos realizados, a nuestra web o a un vídeo de presentación de Youtube. Esto puede marcar la diferencia entre ser llamado para la entrevista de trabajo o ser descartado en la primera fase del proceso de selección.

10. Actualización

Por supuesto, los perfiles de las redes sociales en los que haya información sobre nosotros deben estar siempre adecuadamente actualizados y mostrar actividad reciente. participa en grupos, habla con usuarios, pide referencias a tus contactos y nunca dejes de publicar contenidos que aporten valor.

Esperamos que todos estos consejos para buscar trabajo en las redes sociales te resulten de utilidad. Pero recuerda que crear perfiles profesionales y mantenerlos activos requiere de esfuerzo y dedicación y que los inicios pueden ser lentos. Eso sí, una vez que los hayas creado y hayas tomado el hábito de usarlos con asiduidad y cultivar tu red de contactos, verás como poco a poco van llegando los resultados.

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín