Cómo detectar ofertas de empleo falsas y consejos para evitarlas

Publicado 24 enero 2015

¿Sabías que un 25% de estafas online tienen que ver con ofertas de empleo falsas? Este tipo de ofertas fraudulentas abundan cada día más en Internet aprovechando la desesperación de muchas personas que se encuentran en situación de desempleo y a los que no solamente les acaba costando dinero la "broma" sino que además muchas veces acaban teniendo problemas con la justicia.

La desesperación por conseguir un empleo hace que muchos parados se conviertan en el blanco perfecto a la hora de caer en las redes de este tipo de fraudes. Y aunque las ofertas de empleo falsas siempre han existido, ha sido precisamente a raíz de la crisis cuando esta situación se ha agravado, aprovechándose de la precaria situación de los demandantes de empleo. "Sueldo estable + porcentaje", "formación inicial gratuita" o "gran oportunidad de negocio" son sólo algunas de las frases más repetidas por los timadores para llamar la atención de sus víctimas.

"Se trata de estafas laborales que prometen puestos con incorporación inmediata o con salarios muy superiores a la media del mercado y que en la mayoría de los casos buscan conseguir información financiera y personal de los candidatos para ser revendida a terceras personas. Pero también se intenta engañar a los candidatos para que hagan transferencias a la empresa contratante."

Cómo detectar las ofertas de empleo falsas y consejos para evitarlas

¿Cuáles son las ofertas de empleo falsas más frecuentes?

1. Teléfonos de tarificación especial

Se trata de anuncios que facilitan un número de tarificación especial para pedir información o concertar una entrevista del tipo 803, 806, 807, 806... En estos casos, la llamada acaba costando a los usuarios más de 1 € por minuto. El tiempo máximo permitido por ley para este tipo de llamadas es de 30 minutos y las empresas lo saben por lo que intentan mantener el mayor tiempo posible al teléfono a los candidatos mientras les realizan preguntas sobre su curriculum y su disponibilidad. Una vez el usuario haya colgado el teléfono, seguramente tendrá que pagar más de 40 €. A veces incluso más, ya que muchos estafadores se las apañan para exceder dicha limitación.

2. Enviar un mensaje de móvil

El método es muy parecido al anterior, ya que para poder ser seleccionado, la empresa solicita que el candidato envíe un mensaje. Una vez hecho esto se le volverá a pedir que envíe otro con más información y puede incluso que alguno más. Sin embargo, el usuario jamás recibe respuesta y se habrá gastado el dinero en balde.

3. Pagar por trabajar en el extranjero

FACUA ha detectado un importante aumento de las ofertas de empleo que prometen trabajo en el extranjero como canguro, cuidador en el extranjero. Pero a cambio se pide un dinero por adelantado. En estos casos, los timadores suelen utilizar una imagen de una familia que más parece sacada de una película de Hollywood para persuadir al candidato y cobrarle por los "gastos administrativos" a través de plataformas que no dejan ningún rastro que pueda delatarles. Este tipo de estafas también se realizan mediante anuncios por ejemplo en los que se demandan profesores de español, recolectores, albañiles... y que sospechosamente están demasiado bien remuneradas.

4. Trabajo desde casa

Trabajar desde casa es una situación que resulta de lo más atractiva y es por ello que muchas personas que están buscando trabajo o incluso un ingreso extra caen en las garras de este tipo de estafadores. La idea es que los candidatos envíen una pequeña cantidad de dinero para poder recibir en casa una documentación con al que vana a empezar a trabajar. En muchos casos se trata incluso de materiales que deben adquirir para hacer algún tipo de artesanía que más tarde venderá la empresa.

5. Cursos estafa

A través de estos falsos cursos, los timadores piden a los usuarios que paguen un dinero por adelantado para poder recibir un cursos de formación a  través de Internet que les permitirá incorporarse a la empresa para trabajar. Resulta fácil de adivinar que no existe el curso, ni tampoco el empleo.

6. Obtener los datos bancarios o personales

En muchas ofertas de empleo falsas que pueden encontrarse en los portales de trabajo de Internet que conocemos todos también se pide al candidato que facilite sus datos bancarios con la excusa de realizarle el ingreso del sueldo cada mes. En otros casos lo que se pide no es dinero, sino información personal que más tarde se vende a otras empresas para incluirlos en listas de spam o incluso ser víctima de cyberataques.

7. Transferencias a cambio de una comisión

También son frecuentes los timos en los que el candidato debe actuar como intermediario. Los estafadores ingresan a su cuenta grandes cantidades de dinero que éste debe transferir a distintas cuentas  restando su comisión. Hay que tener cuidado con este tipo de ofertas, ya que la persona puede acabar incurriendo en un delito de blanqueo de capitales que puede tener graves consecuencias legales.

¿Cómo evitar caer en ofertas de empleo falsas?

No resulta demasiado complicado darse cuenta de que este tipo de propuestas de trabajo son un fraude, pero en algunos casos las ofertas llegan a estar tan bien diseñadas que algunos incautos pueden llegar a caer en las redes de los estafadores. Es por ello que es importante tomar algunas medidas para evitar las estafas laborales en Internet.

  1. Asegurarse de que la propuesta procede de una empresa fiable y no dejarse engañar por oportunidades laborales que no son totalmente transparentes. Lo ideal es hacer la búsqueda a través de portales de empleo de confianza que garanticen la protección de datos de los candidatos.
  2. Las empresas fiable siempre facilitan correos electrónicos con dominio propio. Nunca confíes en un email con dominio del tipo hotmail, yahoo o gmail.
  3. Si las condiciones de trabajo y el salario son demasiado buenos para ser verdad, seguramente no sean verdad.
  4. Por lo general suele haber una entrevista antes de llevar a cabo la contratación. No te fíes de las contrataciones online ni por teléfono, ya que no suelen ser lo habitual.
  5. Ninguna empresa seria exigirá al candidato una cantidad de dinero por adelantado para poder formar parte del proceso de selección para realizar cursos de formación. Ni tampoco exigirán datos bancarios, tarjetas de crédito o realizar llamadas a números de tarificación especial. Además, debes tener en cuenta que los periodos de prueba no remunerados son ilegales.

De hecho, la mayoría de empresas lo único que suelen exigir es una formación académica determinada o experiencia previa para inscribirse en una de sus ofertas de empleo. Y es que por suerte o por desgracia las "ofertas de trabajo milagro no existen".

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín