¿Cómo detectar mentiras en una entrevista de trabajo?

Publicado 21 mayo 2015

¿Sabías que 8 de cada 10 candidatos reconocen haber mentido durante una entrevista de trabajo? Además, son precisamente las personas más extrovertidas las que más recurren a estas prácticas para intentar conseguir el puesto. Las mentiras más frecuentes suelen estar relacionadas con los conocimientos de carácter técnico, lo cual resulta curioso pues son las más fáciles de comprobar.

¿Cómo detectar mentiras en una entrevista de trabajo?

La cuestión es que muchos candidatos llegan a la entrevista tras haber mentido o engordado el curriculum sin darse cuenta de que más tarde deberías defender antes el reclutador estas mentiras. Esto ocurre porque muchos profesionales piensan que podrán engañar fácilmente al seleccionador porque consideran que éste no tendrá ni idea de lo que es realmente necesario para desempeñar las funciones del puesto de trabajo.

La realidad es bien distinta, ya que por lo general aunque el entrevistador no sepa de ingeniería, sabe perfectamente cuáles son las funciones que se están buscando. Además, si el trabajo es muy técnico, normalmente la realizará una persona especializada.

"Al seleccionador le pagan por encontrar al mejor candidato y un error puede suponer una pérdida de miles de euros para la empresa. Con lo cual en cuanto surge alguna duda con respecto a un candidato, prefieren no arriesgarse."

Además, las personas que seleccionan personal, suelen estar muy bien preparados a la hora de detectar mentiras en una entrevista de trabajo. Por no hablar de que muchas de ellas pueden comprobarse fácilmente.

¿Cómo detectar mentiras en una entrevista de trabajo a través del lenguaje no verbal?

El lenguaje no verbal también juega un importante papel. En la comunicación, las palabras solamente representan un 10%. El resto viene determinado por otros factores como el tono de voz, los gestos, la actitud la presencia física, etc. Según un estudio llevado a cabo por Paul Ekman y Allan Pease, estos son los principales rasgos que delatan a un mentiroso.

1. Taparse la boca con las manos

Cuando somos niños y escuchamos una mentira, nos llevamos las manos a la boca. Este es un rasgo que hemos heredado de adultos y aunque no resulta tan exagerado, se ha suavizado quedando como un pequeño tic. Por ejemplo tocarse la nariz.

2. Sudor en la frente

La naturaleza es sabia y cuando nuestro cerebro detecta un peligro, nuestro cuerpo entra en calor de manera automática, lo que hace que sudemos.

3. Fijar la mirada 

Suele decirse que las personas que mienten tienden a bajar la mirada, pero generalmente ocurre todo lo contrario, ya que muchas personas mantienen la mirada fija para comprobar si ha resultado creíble.

4, Tragar saliva

El movimiento voluntario entre faringe y esófago se detiene cuando nos ponemos nerviosos o nos encontramos bajo presión y eso nos obliga a tragar saliva.

5. Bajar el tono de voz

Cuando mentimos, sin darnos cuenta bajamos el tono de voz. Esto se nota especialmente cuando el tono de voz entre unas preguntas y otras cambia de forma significativa.

¿Cómo detectar mentiras en el curriculum?

1. Errores cronológicos

Con el curriculum en la mano pide al candidato que te cuente su formación académica  y su experiencia en orden cronológico. Esto te permitirá ver si dice las fechas correctamente y además te ayudará a llevar un orden durante la entrevista para encontrar esos vacíos en blanco que generalmente no se quieren contar.

2. Preguntas concretas sobre empresas anteriores

No preguntes solamente por el nombre de la empresa, sino también por lo que hace. Los candidatos que mienten no suelen conocer la empresa al detalle.

3. Estudios que no se han realizado

Esta es una de las mentiras  más fáciles de detectar, ya que para ello basta con pedir los diplomas de los cursos o contactar con el centro de estudios.

4. Experiencia laboral falsa 

El mundo es un pañuelo y muchas veces es posible que conozcamos a personas que trabajan en la empresa que figura en el curriculum del candidato. Si miente, lo descubriremos fácilmente. Pero aún así, si tenemos sospechas, siempre podemos pedir el número fijo de la empresa y comprobar si se corresponde, ya que muchas veces el número que se proporciona es el de un amigo.

5. Preguntar la razón por la que dejó de trabajar en la empresa

Es importante preguntar cómo se entró a formar parte de la empresa y por qué se marchó de la misma. Si fue despedido, es recomendable preguntar los motivos. Si la respuesta es muy obvia, entra más en detalles.

6. Mentir en el manejo de idiomas

Es una de las mentiras más comunes, pero que puede solventarse fácilmente con sólo hacer una prueba de idiomas en caso de que sea un requisito indispensable para el puesto. Si no se necesita mantener una conversación fluida, también puede servir con un pequeño test de conocimientos.

7. Exageraciones

Este tipo de mentiras suelen estar relacionadas por ejemplo con los conocimientos alcanzados, las funciones que se han desempeñado, el puesto que se ha conseguido, cómo las empresas anteriores valoraron su trabajo o afirmar por ejemplo que se era la mano derecha del jefe.

Como puedes ver, detectar mentiras en una entrevista de trabajo no resulta complicado y puede hacerse de diversas formas. Sin embargo,  muchas empresas terminan por no hacerlo por falta de tiempo o por exceso de confianza en que lo que dicen es cierto. Para descubrir las mentiras de los candidatos basta con tener buen ojo y capacidad de observación.

Piensa que al fin y al cabos e trata de una decisión importante y no podemos permitirnos contratar a cualquier persona que además diga tener una formación o una experiencia que no se corresponde con lo que se necesita. Además, si una persona nos miente ya antes de entrar en la empresa, ¿podríamos esperar que sea sincera una vez que ya esté trabajando?

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín