10 Consejos para destacar en la entrevista de trabajo

Publicado 12 mayo 2016

En la actualidad, la alta competencia que existe en el mercado laboral hace que cada vez sea más difícil llegar a la entrevista de trabajo. Y aunque lo consigamos, todavía debemos pasar una dura criba del seleccionador que normalmente puede elegir entre candidatos muy bien preparados y con mucha experiencia. Por eso, prepararse concienzudamente para dar lo mejor de nosotros mismos es fundamental si queremos conseguir el puesto de trabajo al que estamos postulando.

10 Consejos para destacar en la entrevista de trabajo

Encontrarse sin trabajo y sin ninguna fuente de ingreso puede resultar abrumador, lo que hace que muchas veces nos pongamos nerviosos y no seamos capaces de sacar a relucir todo nuestro potencial y destacar en la entrevista de trabajo. Al no conseguir resultados, podemos acabar frustrándonos, con lo cual la búsqueda de empleo se vuelve todavía más ardua.

¿Sabías que cuatro de cada cinco candidatos no supera con éxito la entrevista de trabajo? Y es que saber venderse en un tiempo récord no resulta nada fácil. Según los expertos, prepararse para responder a las preguntas más comprometidas puede ser la clave para pasar a la siguiente fase o conseguir el puesto directamente.

"Durante la entrevista, cualquier extremo es negativo. No hay ni que pecar de modestia ni de prepotencia. Lo importante es prepararse con tiempo y conocer nuestras fortalezas y debilidades para adaptarnos a las necesidades del puesto y conquistar al seleccionador."

¿Quién dice que no puedas ser tú ese candidato de cada cinco que logra superar la entrevista? A pesar de todo, conseguir trabajo no es imposible y nada es eterno. Pero para que te resulte más sencillo hoy te traemos algunos consejos para destacar en la entrevista de trabajo que estamos seguros de que te resultarán muy útiles.

1. Se puntual

Aunque pueda parecer algo obvio, muchos candidatos no saben el tiempo que pueden tardar en llegar al lugar de la entrevista. por este motivo, es importante hacer una buena estimación y mirar el mapa en Internet para asegurarnos de que sabemos llegar y de que podremos aparcar fácilmente si vamos en coche. Por supuesto no está de más activar el GPS.

Llegar tarde es una de las peores impresiones que podemos dar en una entrevista de trabajo. Planifica el tiempo que necesitarás para llegar y sal con tiempo de casa. Si aún así llegas mucho antes, siempre puedes tomarte algo en una cafetería cercana y repasar las posibles preguntas de la entrevista, ya que llegar demasiado pronto tampoco se ve como algo positivo.

2. Tu curriculum, tu mejor carta de presentación

La entrevista tomará como punto de partida tu curriculum, por lo que debes presentarlo de forma concisa y atractiva. Además es fundamental que la información que hayas reflejado en él sea verídica y que repases las fechas para que no bailen en tu cabeza y generes desconfianza. No olvides llevar una copia impresa a la cita para que el reclutador pueda tenerlo a mano.

3. Preocúpate por tu imagen

Tu imagen es muy importante a la hora de enfrentarte a una entrevista. Elige la ropa que vas a llevar en función del tipo de empresa y de trabajo. Aunque ante la duda, siempre es preferible pasarse de ir bien vestido que acudir demasiado informal. Eso sí, no te excedas con el perfume, ya que podría resultar desagradable para el entrevistador.

4. Cuida el lenguaje no verbal

La seguridad es uno de los rasgos más valorados en una entrevista y que más fácilmente se detectan. Mantén siempre la mirada con tu entrevistador, las manos sobre la mesa, una postura erguida y regalar una sonrisa siempre que puedas. Esto nos ayudará a transmitir una imagen más agradable. Intenta no tocarte demasiado el pelo o hacer gestos extraños que puedan denotar nerviosismo.

5. Investiga sobre la empresa

Asegúrate que antes de acudir a la empresa cuentas con información suficiente sobre la misma. Visita la página web para conocer cuál es el sistema de trabajo, a qué se dedica,, su filosofía, sus productos, sus futuros proyectos... Esto transmitirá al reclutador que tienes interés y te hará destacar en la entrevista de trabajo con respecto al resto de candidatos.

6. Se proactivo

Ser proactivo y creativo puede ayudarte a llamar la atención del entrevistador. Es muy importante definir con claridad quién eres y a dónde puedes llegar, teniendo siempre claras tus fortalezas y debilidades.

7. No descuides tu comportamiento

Cuidar las formas siempre es importante. Levántate para saludar y mantén una actitud respetuosa y un lenguaje educado. Por supuesto, si te preguntan sobre anteriores trabajos no critiques a tus antiguos jefes o compañeros, ya que no darás muy buena impresión.

8. Evita las respuestas defensivas o poco coherentes

Cuando te pregunten algo, intenta ser conciso y no te vayas por los cerros de Úbeda. Uno de los errores más habituales es comenzar a explicar una experiencia laboral por el final, hablando sobre los motivos que llevaron a marcharse de la empresa. Intenta ir al grano, sin profundizar en detalles que podrían dejarte en mal lugar o que no resultan relevantes para el puesto al que aspiras.

9. Adáptate a las necesidades de la empresa

Si en la primera toma de contacto, ya empiezas exigiendo, lo más probable es que no seas elegido para ocupar el puesto. Es importante ser flexible con lo que se pide y esperar hasta el final para hablar de temas que puedan ser más delicados como las condiciones salariales o los horarios y días de vacaciones.

10. Ser positivo

Buscar trabajo no es una tarea sencilla y muchas veces puede llevarnos más tiempo del que habíamos imaginado en un principio. Por eso es importante mantener una actitud positiva y constante para tener energías que nos permitan superar cualquier bache que pueda surgir a lo largo del camino y los obstáculos que puedan presentarse ya en la entrevista de trabajo.

Que no lo consigamos hoy, no quiere decir que mañana no pueda llegar nuestra oportunidad. Y evidentemente la frustración, la desmotivación y el nerviosismo solamente acabarán por traernos consecuencias negativas en nuestra búsqueda.

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín