Cómo afrontar una entrevista de trabajo

Publicado 14 octubre 2014

Cuando estamos buscando trabajo invertimos mucho tiempo en la realización de nuestro currículum, en la búsqueda de ofertas que se adecuen a nuestras expectativas profesionales, en enviar nuestra candidatura… Sin embargo, cuando la empresa contacta con nosotros y llega el gran momento de la entrevista, a veces cometemos errores básicos que provocan nuestro descarte. El siguiente artículo ofrece un listado de consejos básicos para superar una entrevista de trabajo.

Antes de la entrevista...

  • Repasa tu currículum: Repasa los aspectos clave de tu currículum: formación y experiencia profesional. Analiza el puesto de trabajo al que optas y extrae aquellos aspectos de tu perfil que encajan con éste. Repasa tu experiencia profesional de forma retrospectiva y las principales responsabilidades y tareas que desarrollabas. Es útil escribirlo y estudiarlo.
  • Infórmate sobre la empresa: Visita la página web de la empresa y échale un vistazo a su cultura organizativa (misión, visión y valores), actividad, principales logros, expansión en el mercado y productos que ofrece.
  • Cuida tu imagen: La vestimenta más adecuada es un pantalón de vestir acompañado con una blusa o camisa. Dependiendo del tipo de empresa (p.e: entidad bancaria) y posición (p.e: comercial) es recomendable llevar americana o traje. Evita en la mayor medida el uso de tejanos.

Durante la entrevista...

  • Sé sincero/a: Sé honesto/a en tus respuestas, siempre teniendo en cuenta qué aspectos se pueden contar y cuáles no (p.e: hablar muy despectivamente de un jefe antiguo cuando los argumentos no están sustentados en hechos objetivos). El objetivo de un proceso de selección es obtener el mayor grado de adecuación candidato/a-empresa.
  • Destaca tus virtudes: Si no dispones de la suficiente formación o experiencia que el puesto requiere,muestra motivación, ganas de aprender y de desarrollarte. Especifica aquellos aspectos que crees que pueden ayudarte a realizar el trabajo satisfactoriamente. Si no dispones de experiencia profesional en la coordinación de personas y te preguntan por ello, explica alguna situación similar en la que tu rol fue de líder, como es un trabajo universitario o un proyecto que llevaste conjuntamente con otra persona.
  • No te eches tierra encima: Una de las partes más típicas de la entrevista es cuando el entrevistador indaga en la personalidad del candidato, normalmente preguntándole sus fortalezas y aspectos a mejorar. Respecto a los últimos, expresa determinadas características que no afecten a tu candidatura gravemente. Es frecuente explicar características positivas que llevadas al extremo pueden ser negativas, como por ejemplo el perfeccionismo o la necesidad de controlar todo el trabajo. Ten cuidado, algunas de ellas son perjudiciales. Si comentas que eres una persona que revisa el trabajo muchas veces antes de entregarlo y el puesto requiere agilidad, tu candidatura se verá lastimada.
  • No trates o intentes negociar determinados temas: En una primera toma de contacto no es recomendable hablar del salario, horario, horas extras, o vacaciones. Puede perjudicar tu candidatura.
  • Estate preparado para realizar tests: Algunas empresas en un primer encuentro ya administran una batería de pruebas a los aspirantes (tests de personalidad, tests de inteligencia, role-playings,dinámicas de grupo, prueba de conocimientos, etc.). Una de las pruebas más comunes es el test de personalidad. Muchos de ellos disponen de escala de sinceridad, por lo que contestar intentando dar una imagen muy favorable de sí mismo lo que consigue es invalidar los resultados.

Después de la entrevista...

  • No te desanimes si te descartan: Muchas veces el descarte es debido a causas objetivas, ajenas a lapersonalidad del candidato, como no disponer de la suficiente experiencia o conocimientos. Cuando la causa es debida a la forma de ser, quizás es porque tu perfil de personalidad no se adecua al perfil que requiere el puesto (por ejemplo una persona dinámica y activa que opta a un trabajo sedentario y rutinario).
  • Si lo necesitas, pide feedback al entrevistador: Si te interesa saber el motivo, pregúntale al entrevistador qué factores han provocado tu descarte para en un futuro mejorarlos.

 

Escrito por:

Laura Martín Sampayo
Consultora en Recursos Humanos