¿Cómo planificar la búsqueda de empleo en Internet?

Publicado 27 octubre 2015

¿Sabías que casi un 70% de las personas que buscan trabajo en España lo hacen por Internet? La red se ha convertido en una de las formas más rápidas y fáciles de encontrar a las empresas de nuestro sector y conseguir que nuestra candidatura sea incluida dentro de los procesos de selección sin tener que salir de casa.

Los tiempos han cambiado y las nuevas tecnologías se han incorporado también al mercado laboral. Atrás quedaron aquellos días en los que para buscar trabajo debíamos hojear los periódicos o ir por todas las empresas dejando nuestro curriculum en mano. Internet ha abierto un mundo lleno de posibilidades a la hora de encontrar ofertas de trabajo e inscribirse en los diferentes portales de empleo. Con la ventaja de que son gratuitos y nos ayudan a ahorrar tiempo.

¿Cómo planificar la búsqueda de empleo en Internet?

Pero además, a través de Internet podemos obtener información sobre la empresa a la que estamos postulando, lo cual además de resultar útil para saber si nuestro perfil encaja en ella, puede ayudarnos a marcar la diferencia en la entrevista de trabajo.

"No obstante, si queremos que nuestra búsqueda de empleo en Internet sea eficiente y consigamos los resultados esperados, debemos seguir una serie de pautas. Y es que al igual que nosotros podemos usar Internet, también lo pueden hacer el resto de candidatos. Con lo cual, aunque las posibilidades son mayores, la competencia también lo es."

Es precisamente por ello por lo que muchas veces se acaban cometiendo errores o presentar nuestra candidatura de forma que acabamos pasando desapercibidos y no logramos llamar la atención del reclutador para ser llamados a la entrevista de trabajo. Por eso, hoy te traemos algunos consejos que pueden serte de gran utilidad a la hora de planificar tu búsqueda de empleo en Internet y evitar acabar en la papelera junto con el resto de curriculums descartados.

1. Completa todos los apartados  de tu CV virtual

Esto te ayudará a ganar visibilidad en los portales de empleo. No obstante, comparte solamente aquello que pueda ayudarte, nada que no dirías en una entrevista de trabajo. Es probable que pienses que cuanta más información des, mejor imagen darás a la empresa. Sin embargo, lo mejor es incluir solamente lo más importante y evitar por ejemplo los cursos de escasa duración o que no tienen nada que ver con el sector de la oferta de trabajo.

Con la cantidad de curriculums que deben ver los reclutadores, ¿realmente crees que lo van a leer todo? Por eso, incluye solamente la información que realmente pueda interesar para el trabajo en cuestión.

2. Cuida mucho tu imagen

Muchos portales de empleo, además de la foto permiten incluir una breve descripción del candidato. Piensa muy bien lo que vas a poner y no lo hagas a la ligera, ya que esas dos o tres primeras frases pueden hacer que el reclutador no quiera seguir leyendo tu perfil y te estarías echando tierra encima tú mismo. La tasa de paro es tan alto que los seleccionadores muchas veces recurren a tácticas azarosas para descartar candidatos.

3. Personaliza tu carta de presentación

Si tienes la suerte de poder ver cuántos candidatos se han postulado ya a la oferta y son muchos más de los que te gustaría, no te desanimes. Piensa que muchos de ellos solamente habrán puesto en su carta de presentación "le adjunto mi CV para que lo tengan en cuenta en el proceso de selección, ya que me encantaría trabajar en su empresa". Personalizar la carta de presentación lleva más tiempo, pero si además incluyes algún detalle sobre la empresa como el que no quiere la cosa, tus posibilidades aumentarán.

4. No te apuntes a todas las ofertas como un loco

En la mayoría de las páginas de búsqueda de empleo en Internet, los reclutadores no pueden entrar en tu perfil y ver a cuantas ofertas aspiras. Apuntarte a otras ofertas de trabajo no es malo, pero no lo hagas a otras 100, especialmente si son de sectores diferentes. Apuntarse a todo lo que se ve solamente por abarcar más es uno de los peores errores que se pueden cometer en la búsqueda de empleo, ya que es muy probable que tu perfil no encaje en todas y lo único que conseguirás es perder el tiempo.

5. Sigue a tus potenciales jefes

Si tienes claro cuál es el sector en el que quieres trabajar y qué empresas pueden contratarte, utiliza las redes sociales para entrar en contacto con ellos.  De esta forma podrás conversar con ellos y llamar la atención sin que parezcas un spammer. Eso sí, intenta no parecer desesperado usando expresiones como "ayuda", "RT por favor" y demás.

6. Servicios premium

Hay portales de empleo que  ofrecen servicios premium con lo que por un módico precio puedes hacer destacar tu curriculum. puede que te interese contratar alguno de estos servicios, pero si no te lo puedes permitir, tampoco te obsesiones con ello.

7. Denuncia las ofertas de empleo falsas o abusivas

Seguro que alguna vez has visto ofertas de trabajo que parecían demasiado buenas para ser verdad o, por el contrario, con ofertas que ofrecen condiciones denigrantes o que rocen lo ilegal, no te limites a ignorarlas y avisa al administrador del sitio para que la retiren y algunos incautos acaben cayendo en manos de estas empresas.

8. Preguntas asesinas

En la búsqueda de empleo en Internet es posible que te encuentres con ofertas de trabajo que incluyen un cuestionario en el que te harán algunas preguntas sobre tu experiencia, formación, nivel de idiomas... Se trata de un filtro para descartar candidatos. Te recomendamos que no mientas, pero tampoco te infravalores, ya que si falla estas preguntas, lo más probable es que tu curriculum nunca llegue a ser leído por la empresa.

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín