¿Cómo sacar lo mejor de cada trabajador? 7 Técnicas de motivación

Publicado 10 agosto 2015

La satisfacción laboral y el entusiasmo con el que los trabajadores realizan sus funciones son claves para conseguir buenos resultados en una empresa. Y es que la buena o mal actitud de un empleado influye directamente sobre la calidad de los productos y servicios prestados.

Por eso, es tarea inherente del equipo de Recursos Humanos saber motivar al equipo de trabajo para satisfacer las aspiraciones y los intereses particulares de cada miembro con el objetivo de dirigir a todos los empleados hacia un mismo fin.

¿Cómo sacar lo mejor de cada trabajador? 7 Técnicas de motivación

Es obvio que de todos los recursos necesarios en un proyecto, el equipo de trabajo es el más complejo de organizar. Un equipo motivado será capaz de afrontar proyectos de gran envergadura sin tomárselo como algo pesado y sin quejarse. Mientras que un equipo desmotivado, puede dar al traste con una idea brillante. Por eso, es importante saber adaptar el rumbo en cada momento para evitar que la embarcación se hunda.

"Cuanto mayor sea el grado de satisfacción y mayor entusiasmo tiene tu equipo de trabajo en el terreno laboral, mejores serán los resultados de tu empresa y evidentemente mayores serán los beneficios."

No obstante, la motivación es todo un arte. Un proceso que consiste en mostrar aprecio y compensar al equipo por el trabajo bien hecho. De esta forma lograremos sacar lo mejor de cada trabajador. Aunque siempre tomando precauciones y procurando que la recompensa sea la adecuada para cada miembro, ya que un mismo premio puede funcionar de forma diferente en cada uno de ellos.

Con lo cual, mantener todo bajo control y saber motivar al equipo de trabajo no es tan fácil como pueda parecer en un principio. Por eso, hoy te traemos algunos consejos que pueden resultarte muy útiles para aquellos momentos en los que no sabes bien cómo hacer frente a la situación.

1. Transparencia

Compartir la información que se tenga acerca de un proyecto es muy importante para que los trabajadores sientan que forman parte del mismo, que conozcan las circunstancias que le rodean y cuáles son las limitaciones.  Además, de esta forma podrán hacer sugerencias sobre nuevas formas de mejorar el proyecto.

2. Buen ambiente laboral

La disciplina es importante, pero también debemos invertir parte de nuestro esfuerzo en crear un clima laboral que resulte agradable para los trabajadores. Lo que menos te interesa es despertar temor en tus empleados, ya que un equipo siempre trabaja mejor cuando se le ofrece cierto grado de confianza.

Si muestras aprecio por tus empleados incluso en las tareas más pequeñas, se esforzarán más por buscar ese reconocimiento. Animar es realmente importante tanto a nivel colectivo como individual. Un email que reconozca una buena idea, una palmada en la espalda por una entrega temprana o elogios con el equipo son buenas formas de mostrar aprecio.

3. Aprende a escuchar

Da tiempo y espacio a tu equipo  y esmérate en escucharlos para obtener distintos puntos de vista. Fomenta la participación para buscar soluciones a los problemas que vayan surgiendo. De esta forma se pueden conseguir ideas en las que no habíamos pensado y que pueden ayudar a mejorar el proyecto.

No obstante, recuerda que cuando se piden ideas al equipo, algunos miembros más tímidos pueden sentirse coartados por los que es importante saber darles la confianza suficiente para hablar y escucharlos para evaluar sus ideas para que quieran seguir participando en el futuro.

4. Pasar tiempo con tus trabajadores

Conviértete en un miembro más de tu equipo yendo a comer con tus trabajadores. De esta forma podrás conocerlos mejor y saber cuáles son las fortalezas y debilidades de cada uno de ellos y qué es lo que realmente les motiva.

5. Premia a tu equipo

Si se ponen en juego recompensas, los equipos de trabajo suelen funcionar mejor. No tiene por qué tratarse de recompensas económicas, sino que pueden ser personales o emocionales. Considera por ejemplo organizar actividades de ocio fuera de la empresa en la que se fomenten los valores de trabajo en equipo y desarrollen capacidades organizativas que puedan beneficiar a la empresa.

Este tipo de actividades les ayudarán además a conocerse mejor y a mejorar las relaciones interpersonales. Por no hablar de que son la mejor terapia para rebajar las tensiones y el estrés, sobre todo después de una época que haya resultado dura.

6. Organización

Divide el proyecto en distintas partes para que puedas dar a los empleados metas que sean realistas y que puedan alcanzarse . De esta forma les darás libertad para poder hacer las cosas a su manera, dejándoles ganar confianza y haciendo mejor así su trabajo. Además puedes organizar algún evento para celebrar los logros conseguidos, de manera que el equipo vaya forman su identidad de comunidad y de formar parte de algo importante.

7. Tener en cuenta la pirámide de Maslow

Según la pirámide de Maslow no todos tenemos la misma motivación ni las mismas necesidades. Mientras que un determinado incentivo puede funcionar muy bien para algunos miembros del equipo, no necesariamente tienen que funcionar con el resto.

Por ejemplo, si un trabajador tiene problemas financieros, lo que más le motivará es un incentivo económico. Pero otros pueden que prefieran la estabilidad profesional o ciertas comodidades o beneficios. Con lo cual es importante conocer bine a cada miembro del equipo. Elaborar una jerarquía de necesidades es muy recomendable para calcular mejor la motivación y el incentivo de los trabajadores.

Esperamos que estas técnicas de motivación te resulten útiles para sacar lo mejor de cada trabajador y conseguir que tus empleados trabajen en un ambiente laboral en el que se sientan motivados y satisfechos. De esta forma, ten por seguro que la calidad de los servicios y productos prestados será mayor, logrando que tus clientes estén más contentos y que tus beneficios aumenten.

 

Escrito por:
Cristina Muriel Garín